Bruxismo, ATM y oclusión

Ruidos al abrir y cerrar la mandíbula, dolor crónico orofacial, dolores de cabeza persistentes, vértigos, dolor de oído o pitido, bloqueos mandibulares… Así es el bruxismo, origen de multitud de dolencias.

¿Qué es el bruxismo?

Es un apretamiento dental exagerado.

El bruxismo es un hábito parafuncional caracterizado por el apretamiento o rechinamiento involuntario de los dientes, tanto durante el día como durante la noche, cuando deberían estar separados y en posición de reposo.

Por ejemplo, si estás en casa leyendo un libro o viendo la televisión, tus dientes deberían estar sin contacto entre ellos, separados ligeramente, pero sin contacto. Si hay contacto, sería considerado como bruxismo diurno. Sin embargo, el bruxismo más habitual es el bruxismo nocturno, donde además de apretar los dientes, se rechina.

El bruxismo es uno de los factores que causa dolor orofacial y más cuando se combina con otro factor como la maloclusión. Por ello, nuestro equipo de dentistas en Palma te ayudará a encontrar el mejor tratamiento para lograr reducirlo.

¿Cómo tratamos el bruxismo?

El objetivo fundamental es reducir la presión dental.

Férulas de descarga y relajación

Son dispositivos de plástico duro o acrílico que se ajustan sobre los dientes superiores o inferiores. Las férulas de descarga ayudan a proteger los dientes del desgaste y pueden reducir el dolor y la tensión muscular.

Terapia de comportamiento

Esto puede incluir técnicas de relajación, como la respiración profunda y la meditación, para ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.

¿Qué opciones existen para corregir la maloclusión?

Se pueden combinar varios tratamientos si es necesario.

1.

Ajuste oclusal

El ajuste oclusal es un procedimiento en el que se modifica la forma de los dientes para mejorar la oclusión, es decir, la manera en que los dientes superiores e inferiores encajan entre sí al cerrar la boca.

2.

Reponer las piezas perdidas

Cuando se han perdido dientes, se pueden reponer para corregir la maloclusión y restaurar la función masticatoria.

3.

Aumento de la dimensión vertical disminuida

La dimensión vertical se refiere a la distancia entre las superficies de masticación de los dientes superiores e inferiores cuando la boca está cerrada. En algunos casos de maloclusión, esta dimensión puede estar disminuida.

4.

Ortodoncia

La ortodoncia es un tratamiento que se centra en corregir la posición de los dientes y la mandíbula para lograr una oclusión adecuada.

¿Qué es la articulación temporomandibular (ATM)?

No. Llevamos a cabo el tratamiento bajo anestesia local para mayor confort.

Es la relación (articulación) entre la mandíbula y el hueso temporal del cráneo. Es una articulación que, si no está sana, puede provocar dolor en la cabeza y cara (dolor orofacial) y que necesita tratarse por un especialista.

El dolor orofacial, de cabeza y cuello, afecta a un significativo porcentaje de la población (uno de cada cuatro habitantes en los EE.UU.). Son pacientes crónicos con el consiguiente deterioro psíquico y abuso de medicación analgésica paliativa.

En clínica dental Alberti Fajardo, podrás encontrar los medios necesarios para el diagnóstico de la patología de la articulación temporomandibular y su tratamiento.

¿Te gustaría tener una valoración y diagnóstico personalizado? En nuestra clínica dental en Palma de Mallorca contamos con los mejores especialistas.

¿Cuáles son los síntomas en esta patología?

Dolor crónico orofacial, dolores de cabeza persistentes…

Ruidos al abrir y cerrar la mandíbula, dolor crónico orofacial y dolores de cabeza persistentes, limitación en la apertura bucal o en los movimientos mandibulares, vértigos, dolor de oído o pitido, bloqueos mandibulares, dificultad para cerrar correctamente los dientes o de masticar eficazmente, rigidez, tensión o dolor en el cuello, dolor al abrir mucho la boca.

Principales causas del bruxismo

Aunque cada paciente es un caso único, existen causas comunes.

Estrés

El estrés es la causa más común del bruxismo ya que se activa el sistema nervioso. Esto puede suponer un aumento de la actividad muscular, incluidos los músculos de la mandíbula.

Ansiedad

Al igual que con el estrés, la ansiedad puede hacer que se aprieten o rechinen los dientes más de lo normal, ocasionando bruxismo.

Transtornos del sueño

Algunos trastornos del sueño, como la apnea del sueño y el bruxismo del sueño, pueden ser el origen de esta acción involuntaria.

Alineación dental incorrecta

Si los dientes no están alineados correctamente, se puede ejercer una presión adicional sobre los músculos de la mandíbula, provocando bruxismo.

¿Cuáles pueden ser sus consecuencias si no se trata?

Puede llevar a una serie de complicaciones y problemas de salud bucal.

1.

Dolor e incomodidad

El bruxismo puede provocar dolor en los dientes, la mandíbula, la cara y el cuello. Esta sintomatología puede llegar a interferir en las actividades cotidianas y dificultar el descanso nocturno del paciente.

2.

Problemas del sueño

El rechinamiento y el apretamiento involuntario de los dientes durante la noche puede afectar al sueño, generando despertares frecuentes, insomnio y fatiga crónica. La falta de un descanso adecuado afecta el estado de ánimo, la concentración y la capacidad cognitiva.

3.

Trastornos temporomandibulares (ATM)

El bruxismo es un factor de riesgo importante para desarrollar o agravar disfunciones en la articulación temporomandibular (ATM).

Esta compleja articulación, responsable de los movimientos de la mandíbula, puede verse afectada por la presión excesiva generada por el bruxismo, dando lugar a dolor, chasquidos, crepitaciones y dificultad para abrir la boca.

¡Pide tu primera cita!

Primera cita + radiografía gratis

Pide tu cita

Primera cita gratuita con examen riguroso, radiografías, etc.